La Bella y la Bestia, 2017

Emma querida, ¿te duele algo? No, yo tengo esta cara siempre.

Animada por el buen trabajo que hicieron con algunas películas de Disney llevadas a carne, hueso y cgi, decidí ver esta adaptación con la mente un poco más abierta. El metraje me pareció excesivamente largo en comparativa con la original, así que me esperaba alguna sorpresa.

También contaba con que se respetasen las canciones, si tuve alguna duda, esta se aclaró cuando vi la adaptación de ‘El Libro de la Selva’. Si en esa había canciones, en esta estaba segura de que también. Tenéis que entender que yo procuro ir virgen a ver las películas, sobre todo si son de este tipo. Ni miro todo el elenco. No quise saber quien era Bestia, ni cómo eran los actores que interpretarían a los distintos objetos animados del castillo.

Me llevé una grata sorpresa al descubrir a Ian McKellen y a Ewan McGregor tras Ding Dong y Lumiere respectivamente. No reconocí sus voces y al ver aparecer la forma real del entrañable reloj me quedé pasmada, hasta el punto de no estar segura de que era mi adorado McKellen y tener que buscarlo entre la lista del reparto.

Yo me doy por satisfecha con que respeten la película original, soy bastante dinosaurio inamovible en ese aspecto. No me gusta que le añadan cosas para extender metraje o para darle más dramatismo, pero tampoco les echaré a los perros. Hay gente a la que le decepciona que no cambien todo, a mí me disgustaría enormemente que lo hiciesen. Me pasa también con los libros, con lo cuál me suelo llevar tremendas decepciones en las adaptaciones.

Me gustó el vestuario, el decorado, los distintos personajes creados por ordenador. Creo que a Emma Watson le viene el papel como anillo al dedo, si conocéis un poco sobre la actriz creo que opinaréis igual. Independientemente de su actuación. No pienso que sea mala actriz, pero tiene siempre ese rictus de afectación en la cara que en ocasiones me saca un poco de quicio y de ambiente.

Kevin Kline hace un papel correcto, pero a mi juicio le falta un poco del desquicie del Maurice que todos conocemos. Recordemos que viene de ver una bestia horrible que lo mantuvo cautivo y ahora tiene prisionera a su hija, faltó un poco de locura en su actuación. Luke Evans hace bien el papel de Gastón, le cogí casi el mismo asco que al de dibujos, pero no puedo evitar ver en el actor su papel en ‘El Hobbit’ y también me sacó un poco de escena. No es culpa suya de todas formas, soy yo y mi obsesión con todo lo concerniente al mundo creado por Tolkien.

Es una película correcta en definitiva, no aporta nada nuevo que sea relevante, pero siempre gusta ver a tus personajes de la infancia interpretados por personas de carne y hueso. No voy a entrar a comentar el argumento de La Bella y la Bestia aquí, porque no creo que sea el lugar. Esto es una adaptación y mi opinión sobre las historias de Disney bien merecería varias entradas al respecto.

Si esperas ver algo revolucionario, algo que cambie todo el cuento de Disney y te perfore la mente, no es tu película. Si te apetece ver reminiscencias de tu niñez interpretadas por personajes de carne y hueso, sin apenas novedad, puede que sí lo sea. Todo depende de lo maniático que seas con las adaptaciones de tus historias favoritas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s