3. Nada es lo que parece

A esas horas de la mañana ya se notaba el calor húmedo que impregnaba cada esquina de Tilville. Mia arrastraba su maleta por la urbanización rompiendo el silencio que marcaba las mañanas de verano en el pueblo, el sudor se acumulaba en su frente y en su labio superior. Uno de los perros del vecindario, un pastor alemán con pelo brillante y ojos simpáticos se acercó a olerla moviendo la cola con ganas de jugar, pero la chica Continúa leyendo 3. Nada es lo que parece

Anuncios

2. El comienzo del caos

La oscuridad se adueñó del barrio y la música paró dejando paso al silencio. Poco a poco la casa se fue llenando de voces interrogantes, gritos y golpes de gente que se tropezaba tras el apagón. Mia y Sara permanecían calladas en el porche, sujetando sus cervezas y esperando que la confesión de Mia saliese de sus labios. Pero se había quedado paralizada, ese apagón le parecía una señal del antes y el después de asumir las consecuencias de sus actos. Continúa leyendo 2. El comienzo del caos

Abismo

1. Asomándose al abismo

El timbre de final de clase restalló en los oídos de los alumnos del único instituto de Tilville. Para algunos se trataba únicamente de la transición entre el verano y el próximo curso, para otros era el final de una etapa. Las vacaciones de verano convertían la pequeña localidad del sur en un pueblo fantasma. Los habitantes huían a pueblos costeros olvidando la rutina en el mar.
Tilville en verano era un horno industrial, únicamente las familias Continúa leyendo 1. Asomándose al abismo